Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11 junio 2010

El bebé al nacer necesita de la madre(relación dual). El padre se incorpora a esta relación de una forma más lenta. Ayuda a que madre-hijo se separen. Poco a poco el hijo debe de desarrollar su propio „yo“, diferenciándose de los padres.

Un hermano es alguien muy pequeño pero el niño lo siente como un gigante, que le quita mucho tiempo y espacio.
Los celos son un sentimiento donde un hijo se siente excluído de una relación. Otro ocupa el lugar que él ocupaba: SU LUGAR, SU TRONO. Se siente DESTRONADO

Desde el momento que una mujer se queda embarazada, la atención a sus otros hijos empieza a cambiar y los niños de alguna forma, lo notan. ¿Por qué?
La mujer empieza a pensar en ella, cómo se siente, en su nuevo hijo, y esto, aunque de una forma, a veces, inconsciente, son energías que se quitan de otros, y eso los niños lo notan. “Mamá ya no es la misma”.
Conocí un niño que al nacer una hermana se sintió celoso y le decía a su madre, que se había cortado el pelo después de nacer el bebé, “mamá a mi me gustas más como antes, con el pelo largo”. Y otro niño, después de que su hermano saliera de estar ingresado unos días del hospital, le dijo a su madre “porque no le dejamos aquí que le cuidan muy bien y le venimos a ver de vez en cuando? Es el sentir de los niños.
Se le dice a los niños: le vas a cuidar, vas a ser el mayor, te vas a divertir con él… Sin embargo su realidad es otra:
– quieren que sea mayor si o si
– espera!!!!! porque el bebé….
– No me divierto con él
– Llora mucho y mamá no me hace caso

A veces, como coincide en el segundo a de un hijocuando se tiene el segundo, al hermano mayor se le puede exigir aquello para lo que puede no estar preparado:
•Se le quita el chupete/biberón
•Se le pasa a la cama grande
•Se le escolariza
•Control de esfínteres
A veces, la presión de los padres para que se haga mayor, y la falta de atención que sufre, le desborda, no puede tolerarlo, y expresa de la manera que puede, que no está preparado para todo eso y pide ayuda, a su manera, con pequeñas regresiones.

Pueden aparecer alteraciones de diversa índole:
•Alteraciones de sueño
•Alteraciones en la alimentación
•Vuelta a trás en el control de esfínteres
•Problemas del comportamiento: llora, se comporta como bebé, pega, rabietas, etc.
Veremos en la segunda parte: qué hacer?

Read Full Post »

¿Qué se puede hacer?:
•Comprender en que momento se encuentra y no exigirle en ese momento lo que no puede tolerar psiquicamente.
•Esto puede suponer aplazar algunos aprendizajes: control de esfínteres, retirada de chupete, escolarización…
•A veces el niño, solo necesita tiempo para acostumbrarse a esa nueva situación, pero con comprensión, no con exigencias.
•El segundo hijo lo hemos querido los padres, NO los hijos.
•Comparar a cada niño con él mismo cuando él era pequeño.
•Enseñarles fotos de cuando eran pequeños les ayuda mucho.
•No responsabilizar a los hermanos mayores de los pequeños.

•Permitirle jugar a ser pequeño de vez en cuando.
•Hacerle ver que le gusta de crecer. Privilegios de ser mayor.
•Empatizar con él cuando se siente mal, pero no podemos darle siempre lo que pide.
•Hacerle participe de lo que hacemos por si quiere colaborar.
•Cada niño es diferente. NO comparar entre ellos.
•Cada niño necesita cosas diferentes, darle a cada uno lo que necesita en un momento concreto.
•Los padres somos diferentes con cada hijo porque evolucionamos.
•Compartir. Hay una edad para aprender. Lo primero es saber que es mío para poder compartir.
•Cuando a dos hijos los tratamos como 1+1, compartir es má difícil.
•Si hay peleas, debemos de tratar de averiguar que ha pasado intentando escuchar a los dos y actuando en consecuencia
•Procurar hacerle caso cuando el bebé duerme.
Cierto nivel de celos es normal siempre y cuando observemos que evolucionan y que van aprendiendo a resolver los conflictos.

Read Full Post »